Reforestación ahora

Erik Fischer manifestó que se han dado avances significativos en la política forestal.

 

 

De acuerdo a cálculos oficiales, el Perú ha perdido cerca de 8 millones de hectáreas de bosques tropicales, debido principalmente a la quema de árboles, amenaza a la que se suma la tala y la minería ilegal del oro. Acerca de esta problemática y de la política forestal emprendida por el actual gobierno, declaró Erik Fischer, presidente del Comité de Maderas e Industria de la Madera de Adex.

 

¿Cómo analiza la política forestal emprendida por el actual gobierno?

En estos últimos años creo que el actual gobierno ha tenido una línea de aprendizaje, probablemente no es a la velocidad que el sector exportador hubiera deseado, pero creo que estamos culminando una etapa en la que podemos dar cuenta de importantes resultados; como por ejemplo tenemos dentro del marco de la Política Nacional de Diversificación Productiva, y en la búsqueda de estos nuevos motores para diversificar la producción para encontrar nuevas fuentes de desarrollo; con muy buen criterio del Ministerio de la Producción ha privilegiado entre otros sectores al sector forestal. Además no solo plantea este eje como prioritario, sino que asume un liderazgo para generar una suerte de una mesa forestal, en la cual están presentes los actores del sector privado, los actores productivos con todos los estamentos del Estado involucrados en la agenda forestal, y con muy buen criterio el Ministerio de la Producción. Y en cumplimiento de su rol hace que uno produzca, quiere decir que alinea al Estado, ordena la agenda, se identifican barreras y prioridades, tanto en el campo de la regulación, como en el campo de la facilitación al comercio, en la administración del sector y con una agenda articulada en la que están presentes todos los actores del Estado. Además con un ministerio haciendo control de gestión para que las cosas sucedan, y en corto tiempo hemos avanzado lo que en otros gobiernos hubiéramos demorado años o meses.

Este impulso y este estilo de hacer políticas de Estado, creo que es el aporte más importante que ha recibido nuestro sector. Desarrollar el sector forestal en el país no es un tema de un ministerio ni de una organización como el Servicio Nacional Forestal solamente, es un reto de que el Estado articule de manera lineal, entre todos los estamentos que tienen que ver con la política forestal, para que las cosas sucedan. Porque este es un tema que entre otras cosas tienen que ver con la gestión del territorio y si hablamos del patrimonio forestal estamos hablando que el 85% del territorio nacional es de actividad forestal. Tenemos bosques secos en la costa, tenemos un espacio andino con bosques y tenemos el bosque tropical amazónico que es el 62% del territorio nacional. Como comprenderá, poner en valor estos bosques, hacer administración de estos recursos no es tarea de una sola institución. En este sentido nosotros reconocemos la labor que está haciendo el Ministerio de la Producción, como un ente que además se preocupa que las cosas sucedan, pero además se preocupa de que exista un clima para que sea factible el negocio. Queremos decir, aproximarnos a instrumentos tecnológicos, aproximarnos a líneas financieras que están siendo desarrollados específicamente para el tema forestal. Esto es un hito histórico en el país, no hay un solo país en el planeta que haya desarrollado su sector forestal sin tener el soporte de un fondo o una financiación adecuada a las necesidades del desarrollo forestal.

 

Viendo en retrospectiva, ¿cuánto se avanzó en el sector?

Por un lado, si damos una mirada en general al sector y vemos como éste se proyecta al extranjero, tendríamos que reconocer que no han pasado cosas que deberían pasar. Originalmente en la década de comienzos del 2000, el Perú tomó la determinación de separar o diferenciar 24 millones de hectáreas para dedicarlas a los bosques de producción permanente para el manejo forestal sostenible productivo. De estas 24 millones de hectáreas; por una serie de reordenamientos territoriales y rediseño de otras áreas, o ampliación de comunidades nativas, o ampliación de áreas de reserva, o áreas de parques naturales; se ha reducido más o menos lo que se supone oficialmente son 17 millones de hectáreas. De esas 17 millones de hectáreas,  por los procesos de entrega de concesiones, calculamos nosotros que escasamente estarán 2 millones en producción. Originalmente habían 7 millones y medio concesionados, pero desafortunadamente en el gobierno del presidente Toledo se hizo una muy mala entrega de concesiones, permitiendo que actores sin capacidades de gestión ni económicas tomaran concesiones, y que lógicamente con el paso del tiempo no pudieran sostener, mantener y finalmente abandonaron o se encuentran en situación muy precaria. Por lo tanto, no se puede contar con ellos dentro de las fuerzas productivas forestales. Como le repito, estos 2 millones que entendemos podrían estar en funcionamiento, nos plantea la disyuntiva: qué pasa con los otros millones de hectáreas y la pregunta que nos hacemos desde el sector forestal es ¿hemos aprendido las lecciones con respecto a los aciertos y errores cometidos en el proceso de implementar las concesiones? Yo creo que las lecciones están dadas, estamos en la línea de partida nuevamente para aprender de las lecciones del pasado, y para volcarlas en este nuevo proceso de rediseño de la ley y su reglamento.

 

 

¿Cómo vislumbra el futuro para el sector forestal?

Si usted me pregunta cuándo avizoro que van a ver nuevas concesiones, yo no podría aseverarle, probablemente en este gobierno no. Me encantaría que así fuera y ojalá que suceda que algún gobierno regional, que hoy día tiene la potestad para hacer un proceso de concesiones lo saque adelante. Yo en el momento no lo veo muy claro, espero que el próximo gobierno entienda que debería ser una meta prioritaria, porque estos millones de hectáreas en la Amazonía no es que estén abandonadas o sin dueño. Desafortunadamente por las características de la Amazonía y los problemas que hay en ella, están expuestas a la pobreza extrema de campesinos que llegan a hacer una ocupación desesperada, que queman el bosque para sembrar cultivos de sobrevivencia porque la madera no se come. Y en ese proceso de hacer agricultura en un suelo sin aptitud agrícola, se depredan la Amazonía y los cálculos oficiales hablan de unos 8 millones de hectáreas que el Perú ha perdido en sus bosques tropicales, solo por el efecto de la quema de bosques por la pobreza extrema y exclusión social. Eso no tiene nada que ver con el robo de madera y su comercio, porque el que roba la madera no la quema, venden madera, no venden carbón y además como lo reconocen las Naciones Unidas, la FAO, y el propio Ministerio del Ambiente, la tala ilegal para el comercio de madera no es causa de deforestación. En ese sentido también tenemos fenómenos como la minería ilegal del oro, que es evidente el efecto devastador sobre el bosque, como deforestan en una forma terrible además dejando el bosque muy contaminado. Entonces, ¿qué pasa con los bosques de producción permanente?, ¿qué pasa con la fuente de proveeduría de madera? Si no aumentan lógicamente, la industria no crece, la exportación no crece, tiene un techo y un techo corto.

 

¿Cómo va el rendimiento de las exportaciones forestales?

El Perú como pico histórico en el año 2008 exportó 219 millones de dólares, justo fue el año de la crisis mundial económica; esta de la burbuja inmobiliaria, en el 2009 nos golpeó muchísimo, exportamos cerca de 140 millones de dólares, después hemos subido en los años siguientes a 160 y 165, hasta el año pasado que hemos levantado un poco en 171 millones. Pero inclusive si nos referimos al pico histórico de nuestra vida republicana de 219 millones, lo único que podemos decir claramente es que el Perú no ha tocado su recurso forestal, sí ha perdido mucho territorio amazónico pero no por el uso de la madera ni bueno ni malo y eso nos debería hacer reflexionar. Reflexión que se ha producido en el Ministerio de la Producción, que es tarea imprescindible poner en valor estos bosques para consolidar materia prima legal, sostenible y un recurso renovable, gran generador de puestos de trabajo, que capta mano de obra de forma intensiva y que se puede realizar en estándares inclusive certificables que garanticen la sostenibilidad en el tiempo.

 

Expoencuesta

El nuevo Gobierno peruano debería priorizar la modernización de la red ferroviaria rural tanto de carga como de pasajeros?

PERU EN EL MUNDO

PERU MODA

ENLACES DE INTERÉS

Asociación de Exportadores
www.adexperu.org.pe


Asociación de Hoteles Restaurantes y Afines
www.ahora-peru.com


Asociación de Transporte y Logística
www.apacit.com.pe


Asociación Peruana de Agencias de Viajes y Turismo

www.apavitperu.org


Asociación Peruana de Agentes Maritimos

www.apam-peru.com


Asociación Peruana de Operadores Portuarios
www.asppor.org.pe


Asociación Peruana de Operadores Turísticos
www.apoturperu.org


Cámara de Comercio Americana del Perú

www.amcham.org.pe


Cámara de Comercio de Lima
www.camaralima.org.pe


Cámara de Comercio Peruano China
www.capechi.org.pe


Comex-Perú
www.comexperu.org.pe


Comisión de Promoción del Perú para la Exportación y el Turismo

www.promperu.gob.pe


Ministerio de Agricultura y Riego
www.minagri.gob.pe


Ministerio de Comercio Exterior y Turismo
www.mincetur.gob.pe


Ministerio de Energía y Minas
www.minem.gob.pe


Ministerio de Relaciones Exteriores

www.rree.gob.pe


Sociedad Nacional de Industrias
www.sni.org.pe


Sociedad Nacional de Minería Petroleo y Energía
www.snmpe.org.pe


Sociedad Nacional de Pesquería
www.snp.org.pe