“Éste año llegaremos a cinco millones de pasajeros”

Daniel Ratti, Presidente de la Asociación de Empresas de Transporte Aéreo Internacional (AETAI) habla sobre el buen momento que vive el mercado aerocomercial del Perú.




Daniel Ratti, presidente de la Asociación de Empresas de Transporte Aéreo Internacional, habla sobre el buen momento que vive el mercado aerocomercial del Perú.


¿En qué situación se encuentra el mercado aerocomercial peruano?
Hay una correlación entre el crecimiento económico de un país con el desarrollo de sus aerolíneas y, hoy, estamos en un buen momento, pues el país tiene varios años de crecimiento. Eso hace que ahora tengamos más conectividad, porque la gente quiere desplazarse tanto interna como externamente. A ello se suma el incremento de las exportaciones que ha empujado la demanda por la carga aérea.


¿Este crecimiento se ha traducido en cifras?
Claro. En los últimos cuatro años el mercado doméstico se ha duplicado. Este año, por ejemplo, llegaremos a cinco millones de pasajeros, lo que quiere decir que el mercado doméstico ha crecido 25% respecto del año pasado.


¿También el mercado internacional?
Sí. El mercado internacional también ha crecido, aunque su incremento no ha sido tan importante. Este año estaremos en 5% u 8%. A ello debemos agregar que la economía peruana este año crecerá 8%, luego de que se habló de porcentajes muy por debajo. De hecho, en el 2009, a pesar de que el mundo estuvo en recesión, el Perú mantuvo el crecimiento.


Lo que tuvo su reflejo en el mercado aerocomercial
Exactamente. En el caso del mercado internacional, ha estado creciendo a doble dígito, es decir, tasas superiores al 10% todos los años y, como le dije anteriormente, en el mercado domestico este año alcanzaremos los cinco millones de pasajeros.


¿Quiere decir que si tuviéramos precios más reales tendríamos mucho más de cinco millones de pasajeros?
La razón por la cual crece tanto el mercado aerocomercial, es porque hay mucha sensibilidad por parte de las aerolíneas a tratar los diferentes segmentos del mercado y saber cómo captar a los pasajeros dándoles lo que necesitan.


¿Buscan diferentes tipos de pasajeros?
Para simplificar las cosas, podemos resumir el mercado en tres segmentos. Primero, tenemos al pasajero sensible al precio. Esas son personas que buscan cuál es el precio más cómodo y, entonces, compran. A ese tipo de pasajero no le importan las restricciones, ni las fechas en las que tiene que volar, siempre que consiga una tarifa barata. Ellos ocupan un tercio del avión.


¿Y qué tarifas son las que consiguen?
Si un Lima-Miami cuesta mil dólares, esos pasajeros están pagando 299 y 399 dólares.


¿Quiénes le siguen?
Luego están aquellos pasajeros que, si bien les preocupa el precio, quieren algunas comodidades. Son personas que pueden cambiar una fecha o pueden pedir un reembolso, aunque pagando una penalidad. Son pasajeros que se conforman con que el boleto les dure 60 días. En un vuelo Lima-Miami están dispuestos a pagar 500 dólares, cuando el precio es mil dólares. Finalmente, tienes a los pasajeros que pagan la tarifa normal, mil dólares. Estas personas pueden cambiar las fechas o pedir reembolsos o manejar pasajes por periodos de un año, y no tienen problemas.


Es otra clase de pasajero…
Sí. Se trata de personas que viajan por negocios. A estas personas les pueden cambiar las fechas de las citas y se ven obligados a mover sus vuelos. O, incluso, cuando les cancelan las citas y ya no necesitan viajar, pueden cancelar el viaje y pedir el reembolso del boleto.


¿Cuántas personas optan por la tarifa reducida?
Un millón y medio de pasajeros viajan con la tarifa súper reducida. En el caso de los vuelos domésticos, si los pasajes cuestan 270 dólares, estas personas pagan 99 dólares ida y vuelta. Un tercio de los pasajeros está viajando con esas tarifas. También tienes los pasajeros domésticos que pueden pagar 150 o 200 dólares.





¿Todo aquello está contemplado en una estrategia empresarial en particular?
Sí. La llamamos gestión de rendimiento tarifario y se da en todo el mundo; de hecho, cada día se está sofisticando más. En las aerolíneas encuentras analistas especializados a quienes se les asigna ciertas rutas con computadoras, de manera que pueden ver la demanda de las mismas, así como la competencia. Si ven que hay mayor demanda de tarifas altas, entonces sólo se mantienen los cupos de las tarifas más altas. Hay un análisis científico de cada vuelo para satisfacer las necesidades del mercado. Es mediante ese sistema que conocemos el comportamiento del mercado y podemos manejar el tema tarifario.


¿Cómo afecta la falta de inversión privada en los aeropuertos regionales?
La inversión privada se da según el retorno y el nivel de riesgo. Los aeropuertos regionales se están concesionando, como es el caso de los del norte. La compañía que ganó la concesión de los aeropuertos lo hizo en función a la eficiencia en costos para el Estado. La empresa, a través de su plan de inversiones, puede reducir los costos para el Estado peruano, bajando de 10 millones de dólares a 5 millones al año. Son concesiones que se han dado en función de las eficiencias que le puede conseguir al Estado. Como es el caso de Aeropuertos del Perú, que es una concesión que le cuesta al Estado menos de lo que le costaba CORPAC.


¿Qué necesita el Perú para que aumente el número de aerolíneas que operan en el país?
En la medida que los mercados van creciendo, las aerolíneas comienzan a operar en ese lugar. A partir de junio del próximo año Air France comienza a volar; no falta mucho para que Lufthansa quiera hacer vuelos a Lima también; del mismo modo se puede esperar que, dentro de poco, ciudades como Milán o Londres se puedan conectar al país.


En cuanto a los costos operativos, ¿qué tan caro es operar en el Perú?
En el Perú se deben tomar en cuenta dos cosas: una es el combustible que en el mercado doméstico es gravado con el IGV y un arancel (un tercio del costo de operación es el combustible, que tiene un recargo de IGV del 20%). Luego, tienes los costos por aeropuerto; los de provincia no son caros, pero el de Lima sí, pues se tiene el problema de la concesión, pues el Estado se lleva el 50% del ingreso bruto; la regalía que se le paga al Estado es muy alta.


¿Qué tanto pesa el tema impositivo en el mercado aerocomercial?
Tenemos el IGV que es el 19%; a diferencia del terrestre, el transporte aéreo sí paga IGV. Luego está el impuesto a la renta, que es del 30%, que es el mismo para todos. La verdad, no veo nada que distorsione el panorama y no deje operar. Pero el pasajero sí tiene el impacto directo del 19% del IGV.

Expoencuesta

El nuevo Gobierno peruano debería priorizar la modernización de la red ferroviaria rural tanto de carga como de pasajeros?

PERU EN EL MUNDO