El vuelo inmortal

A cien años de la partida a la eternidad de Jorge Chávez.





Cuando llegó a la adolescencia, Jorge Chávez Dartnell ya sabía muy bien que su futuro estaba en el aire, porque los cielos eran la frontera por conquistar en su generación, y él había nacido para esa hazaña. Tuvo una vida efímera, pues apenas tenía 23 años cuando lo sorprendió la muerte en el momento exacto de la conquista de los Alpes, una de las primeras proezas de la aviación mundial.

Hijo de padres peruanos, Jorge Chávez nació en París el 13 de junio de 1887. Fue registrado en el Consulado del Perú en París, como peruano nacido en el extranjero. Siendo muy joven comenzó a reflejar su pasión por la aventura y por los deportes, como el atletismo, llegando a ser campeón de 400 metros planos y de 1 200 metros en carreras de fondo.

Chávez siguió estudios de aviación en la escuela de Henry y Maurice Farman, quienes construyeron algunos aviones. Luego de obtener su licencia de aviador realiza su primer vuelo el 28 de febrero de 1910, manteniéndose en el aire una hora con 42 minutos. Una época en que la aviación recién alzaba vuelo.

Después participó en varias competencias aéreas: Biarritz, Niza, Tours (donde logró cubrir una distancia de 142 kilómetros), la Semana de Lyon, Budapest, Rouen y Champagne.

A mediados de 1910 decide usar el monoplano Blériot, batiendo el récord de altura al lograr volar a 2 652 metros.


Su muerte
Ese año, Jorge Chávez decide emprender la aventura más grande de su corta vida: cruzar los Alpes a bordo de su Blériot. El comienzo de su hazaña ya anunciaba tímidamente el final que se avecinaba, con una serie de retrasos en el despegue, en la zona de Ried-Brig (Suiza).

El 23 de setiembre, cuando solo le faltaban 20 metros para aterrizar en la ciudad italiana de Domodossola, un fuerte viento rompió las frágiles alas del Blériot precipitándolo a tierra.

Tiempo después se descubrió que una pieza del avión tenía señales de una fractura anterior que fue reparada de manera defectuosa. Jorge Chávez murió cuatro días después por shocks traumático y hemorrágico.





Las aerolíneas peruanas

Aunque hoy en día ya no surcan los aires, el Perú contó, hace muchos años, con aerolíneas de bandera. Dos de ellas, Faucett y AeroPerú, fueron las que más destacaron y llegaron a volar hasta las postrimerías del siglo XX.

En 1920 comienza la incipiente aviación civil peruana. En julio de ese año se instala la Compañía Nacional de Aviación en el aeródromo de Bellavista. Como mecánico responsable del mantenimiento de dichos aviones llega el señor Elmer Faucett. Tiempo más tarde, cuando la compañía fue liquidada, Faucett compra un biplano Curtiss Oriole y empieza sus vuelos por todo el país, con la Compañía Aérea Faucett, cuya existencia y labor fue orgullo para el Perú.

Otra aerolínea peruana que fue conocida en todo el mundo fue AeroPerú, cuyos orígenes se pueden rastrear hasta 1973, cuando el gobierno consideró necesario crear una línea aérea que uniera las principales ciudades del país, separadas por una geografía difícil.

Expoencuesta

El nuevo Gobierno peruano debería priorizar la modernización de la red ferroviaria rural tanto de carga como de pasajeros?

PERU EN EL MUNDO